Esta guía de compras se basa en diferentes experencias adquiridas en varias pruebas. Se pretende dar una visión general sobre el tema envasado al vacio. El sellador al vacio, o tambíen llamada envasadora al vacio, retira el aire de bolsas o folios de plástico especiales y los sellan herméticamente. El resultado es un entorno casi sin aire.

Alimentos frescos durante más tiempo

El envasado al vacio mantiene los alimentos frescos por más tiempo. Estos aparatos todavía no son muy comunes y se encuentran todavía en pocos hogares como equipamiento básico. Sin embargo, en los últimos años está creciendo su popularidad, porque se da cada vez más importancia a la calidad de la comida. El sellador al vacío asegura más frescura y preserva el sabor, color y las vitaminas de los alimentos durante bastante más tiempo de forma natural. Se conservan sin aditivos o más tratamientos.

El oxigéno es fundamental para la creación y supervivencia de microorganismos como el moho o los hongos. Si se extrae el aire del entorno de los alimentos pueden mantenerse hasta cinco veces más tiempo sin echarse a perder. El calor y el oxígeno generan sobre todo en alimentos altos en grasa tales como jamón o frutos secos un sabor rancio. La solución de mantenerlos con sabor natural es el envasado al vacio.


Conservación sin aditivos

También la conservación de las carnes y pescados en bolsas de envasado al vacío se ha incursionado en la industria y en la cocina privada en los últimos años. Otra ventaja del envasado al vacío de alimentos es el ahorro de espacio en su almacenamiento. Además se evita las quemaduras de congelador.

Las envasadoras al vacío con precios razonables se pueden encontrar a partir de 60 euros. Los modelos con carácteristicas más completas y funciones más versátiles pueden costar al rededor de los 150 euros.


Las características de las envasadoras al vacio

Hay muchas diferencias en los niveles de acabado. Aquí deberíamos separar funciones, equipamiento y accesorios.

Funciones

Las funciones comunes incluyen mínimamente:

  • El vaciado: Este proceso provoca el vacio de aire del embalaja (bolsa o folio) mediante su aspiración.
  • El sellado: Bolsas de plástico comunes están selladas herméticamente como por ejemplo bolsas de patatas fritas, verduras congeladas o bolsas de bocadillos.
  • Botón STOP: para detener todos los procesos en ejecución.

Funciones que no se puede encontrar en todas las envasadoras al vacio, pero son bastante razonables y prácticos.

  • Aspiración regulable: La función de regulación de la aspiración al vacío para alimentos delicados o sensibles a la presión como galletas o fresas es importante. Muchas variedades de frutas suaves pueden ser aplastadas bajo la presión del vaciado. Algunas envasadoras ofrecen la posibilidad de terminar el proceso de vaciado de manera manual para sellar el envoltorio antes de aplastar los alimentos.
  • Configuración para alimentos húmedos: Alimentos húmedos pueden soltar líquidos en la zona del sellado, algunas envasadoras al vacío aumentan la intensidad para lograr un sellado hermético.
  • Configuración de velocidad: No suponen realmente una gran ventaja, el ahorro de tiempo es de segundos.

Equipamiento

  • Portarollos Esto da espacio extra para almacenar el rollo del folio o bolsas. Tiene la ventaja de que los rollos no hay que guardar por separado.
  • Cortador: El cutter es un cuchillo integrado, con el que se corta el rollo de folio a la longitud precisa.
  • Bandeja de goteo: En los alimentos húmedos, como la carne cruda, sale a menudo algo de líquido (sangre) junto con el aire. Es muy útil y más higienico cuando la envasadora al vacío tiene una bandeja de goteo extraíble o cámara que se puede limpiar por separado.

Accesorios

Generalmente se incluyen una primera partida de bolsas de vacío especiales y rollos de folio, por lo que el aparato es operativo directamente. Como las bolsas y rollos de folio tienen un precio no despreciable, los accesorios incluidos deben considerarse al comparar precios de envasadoras.

Manejo

Para la mayor facilidad de uso es importante que la envasadora cierre sin complicaciones y que los botones sean intuitivos. Algunas envasadoras al vacio solo funcionarán si y mientras que se presiona firmemente la tapa. Esto no es muy útil especialmente en comparación con los equipos con la función de "manos libres" o provistos de una especie de palanca con la cual se puede cerrar y apretar la tapa con nada de esfuerzo.

Otro punto importante es la facilidad de introducir la bolsa o el folio en la caja provista.

Aquí hace falta paciencia en la mayoría de los modelos porque el folio no debe tener plieges ni arrugas, de lo contrario el proceso de sellado no funciona correctamente. Las bolsas originales de los proveedores conocidos son estables y facilitan su introducción libre de arrugas.

La limpieza es un punto muy importante.

Como se describió anteriormente, en el envasado de alimentos húmedos o jugosos se puede escapar parcialmente líquido que se debe limpiar a fondo por razones de higiene, especialmente la carne o los pescados. Una bandeja escurridora extraíble que sea fácil de limpiar y se pueda lavar preferiblemente en el lavavajillas hace el mantenimiento y la limpieza mucho más fácil.

Dado que la envasadora de vacío no ocupará un sito fijo en la encimera de la cocina en la mayoría de hogares, es ventajoso que puede ser guardada en un espacio reducido. Algunos aparatos pueden colocarse en posición vertical y se guardan por ejemplo al lado de la sandwichera, la gofrera o la plancha.

Rendimiento

La potencia del motor suele estar entre 100 y 200 vatios en el segmento medio de las envasadoras al vacio. Según ésta, la aspiración del aire de las bolsas se realizara en distintos grados de intensidad, desde 9 litros por minuto en los modelos asequibles y los casi 18 litros por minuto en las envasadoras más caras. Pero también variará la potencia de la bomba. No todos las envasadoras al vacío pueden aplastar una lata, por ejemplo.

Una buena envasadora debe ser capaz de succionar todo el aire para que el alimento quede estrechamente rodeado de la bolsa y que no queden burbujas de aire. El folio no se debe poder separar del alimento.

En los analísis, todas las envasadoras al vacio dieron en este aspecto bastante buenos resultados, a excepción del modelo más barato. Sin embargo no se puede hablar de un vacio total en ningún caso. La gran mayoría, hasta las envasadoras industriales, solo producen un ambiente sin aire al 95% que es suficiente para el almacenamiento prolongado de alimentos.

Existen importantes diferencias en las envasadoras cuando se trata del vaciado con alimentos húmedos o delicados.

En los alimentos húmedos pueden escapar líquidos con el aspirado de aire y ensuciar la tira de sellado lo que impide el cierre hermético. Los modelos más caros pueden también vaciar el aire con alimenetos húmedos y lograr así un cierre hermético. En la mayoría de los casos, aumentan la intensidad del sellado y disminuyen la potencia de la bomba. Con un doble sellado como en la CASO VC 200, rara vez habrá un envasado con fugas.

Alimentos sensibles a la presión como pan, galletas o bayas: Si se aspira demasiado aire, se hacen papilla o se estropean. Un botón de parada para interrumpir el vaciado de aire seguido del sellado o una envasadora al vacio por impulsos (como en la FoodSaver) permite el máximo control del vacío para evitar que el alimento sea aplastado.

Alimentos como hojas de lechuga, espinacas, berros o la carne marinada o en salsa, no pueden ser envasadas en bolsas. Algunas marcas venden tarros especiales para asegurar el mejor vacío. En este caso, se conecta una manguera a la tapa del tarro para vaciar el aire del recipiente. Recomendamos proveedores que ofrezcan este tipo de accesorios (por ejemplo CASO o FoodSaver) que faciliten un envasado al vacio cuidadoso.

Algunas envasadoras necesitan bolsas especiales. Estos son de alta resistencia y tienen en el interior canales especiales que permiten la eliminación eficiente y completa del aire. Las bolsas pueden ser limpiados y reutilizados. Especialmente para el empleo en alimentos secos como el arroz, frutos secos o el azúcar el uso de una sola vez sería un desperdicio.

Conclusión

Canto más caro, mejor será el resultado. Esta afirmación también es cierta en esta categoría de productos. Aunque el modelo económico puede producir resultados satisfactorios, está limitdo en su campo de aplicación. Con modelos más caros, los alimentos húmedos (carne o pescado) pueden ser envasados fácilmente y los alimentos sensibles con la presión justa. Los que quieren procesar alimentos casi o totalmente secos como arroz, jamón, queso y frutos secos estarán contentos con la CASO VC 10. Para los usuarios con diversas necesidades, se recomienda a pagar algo más y comprar la FoodSaver V2860-I, CASO VC 200 o un producto similar.Ver la comparativa

Consejo de compra en pocas palabras:

  • La potencia determina el rendimiento: entre 100 y 200 vatios
  • Funciones útiles: Regulación de la aspiración al vacío para alimentos sensibles y comida húmeda
  • Número de costuras de sellado: Cuantas más, mejor
  • Características: Soporte para rollos de folio y cutter son útiles pero no esenciales
  • Volumen de suministro Si vienen en la entrega bolsas de vacío especiales o rollos de folio se deben tomar en cuenta en la calculación de precios

Compara las mejores envasadoras: Comparativa »